viernes, junio 14, 2024

Doña Lidia Jiménez Encarnación: “Le pido a Nuestro Padre Celestial” que nos envíe agua, que tenga misericordia de nosotros en medio de esta sequía”

Cuando a doña Lidia Jiménez Encarnación, animadora cristiana en la Parroquia Inmaculado Corazón de María, en Bayona, Santo Domingo Oeste, le tocó su turno en la celebración de la misa del Martes Santo, miró hacia el cielo y dijo: “Hay una sequía muy fuerte en el país y el agua es fuente de vida, sin agua no podemos vivir y tenemos que pedir a “Nuestro Padre Celestial” que nos envíe agua, que tenga misericordia de nosotros ya que ella es fuente de vida para todos los seres vivos, es decir, las personas, los animales y las plantas”.

Toda la comunidad cristiana se congrega cada mañana, a las siete en punto, para escuchar el mensaje del día y junto al sacerdote, darle seguimiento al programa preparado para esta época del año.

Tras finalizar la misa, conversamos con doña Lidia, para pronosticamedia.com y estas son sus palabras:

¿Cómo se siente?

Estoy alegre, pues cada vez que nos comunicamos con el Todopoderoso es motivo para celebrar.

¿De dónde viene usted? 

Yo soy de Bayona, nacida y criada aquí.

¿Qué tiempo tiene viniendo a la Parroquia?

Toda mi vida

¿Qué rol usted desempeña aquí?

Soy miembro de la Comunidad Cristiana de Bayona. Además, pertenezco a la Pastoral Penitenciaria de la zona y ayudo a algunas de esas personas que están detenidas allá, en la cárcel.

La escuché dirigir su mensaje en esta celebración, ¿Qué la inspiró?

Yo me siento muy bendecida por el Señor. Además de eso llevo el mensaje bíblico, cuando veo personas que están reunidas, esperando por su salud, porque también yo digo que tenemos que rezar por la salud espiritual, que solamente viene de Cristo Jesús. Yo comparto los evangelios y pido siempre con la esperanza de Jesucristo, que es el único “Rey de Reyes y Señor de Señores”. 

La escuché clamar por un poco de agua, más bien se sentía conmocionada, ¿por qué usted cree que está pasando esta escasez?

Hay una sequía muy fuerte en el país y el agua es fuente de vida, sin agua no podemos vivir y tenemos que pedir a Nuestro Padre Celestial” que nos envíe agua, que tenga misericordia de nosotros ya que el agua es fuente de vida para todos los seres vivos, es decir, las personas, los animales y las plantas. Todos dependemos mucho del agua, sin agua no podemos vivir. Por eso nosotros los humanos tenemos que poner nuestro granito de arena, para evitar estas cosas. En las zonas más boscosas del país, con frecuencia abusamos de la naturaleza con las depredaciones, diezmando nuestros árboles. Parece que no sabemos que el agua que viene a nuestras casas, por las tuberías del acueducto, sale de esas zonas montañosas, que a su vez producen los ríos. Pero nosotros aquí en la ciudad, también tenemos que aprender a proteger ese recurso, que llega hasta nuestro hogar.

¿Cómo así?

No se trata de pedir sólo por la misericordia de Dios ante la falta del líquido, es que nosotros personalmente aprendamos a colaborar con ese recurso vital que es el agua, economizarla y también pedirle a Dios para que esa fuente de vida no se pierda, porque sin ella sería difícil sobrevivir. 

La parroquia se está preparando para la celebración de la Semana Mayor ¿cómo van las actividades?

El programa se va desarrollando muy bien. Incluyendo las actividades con los jóvenes. Aquí les damos mucha importancia al trabajo con esos muchachos del sector, pues son el futuro de estas generaciones. Por eso siempre llamamos a los padres, las madres y los abuelos para que también ayuden a los niños buscando más de Dios, porque si nosotros como padres, como abuelos no le inculcamos la fe en Cristo Jesús, se perdería mucho el valor cristiano. Y no es que esos jóvenes no sigan estudiando y usando las tecnologías de ahora, pero primeramente tenemos que darles apoyo a los niños en las escuelas, en la comunidad y en el país, para que esa fe en Cristo no se pierda nunca. Que vean que Cristo es la fuente necesaria de esta vida. Tenemos que inculcarles ese amor en Cristo, llevándoles el mensaje.  Que usen la Biblia, que es la palabra de Dios, y pedirles al Espíritu Santo, para que él sea quien nos infunda el amor en Cristo Jesús, para que podamos vivir en un mundo mejor. El programa preparado incluye estas celebraciones de cada día en horas de la mañana. En la tarde se han abierto los horarios para las confesiones. Ya tenemos todo coordinado para las misas, las procesiones y el viacrucis con mucho entusiasmo entre los feligreses y otras personas, que, aunque no vienen con frecuencia a la iglesia sí se suman a estas actividades.

¿En esta cerebración de la Semana Santa qué mensaje le envía a la población?

Este es un tiempo de reflexión. ¡Debemos pensar en cuán grande es el amor de Cristo, cuán grande es el amor de Dios! Les llamo a estar afiliados y aferrados a ese amor, porque en el Mundo actual hay muchas cosas que no van en favor de Jesús. Ahí están las bebentinas que se arman para este tiempo, que debe ser sagrado. Fíjese en las vestimentas de nuestros muchachos, sus estilos de vida. Si pensamos bien, eso no pinta nada bueno. Estos días de Semana Santa deben ayudarnos a superar estas cosas y desde la Iglesia Católica tratamos de aportar nuestro granito de arena. Debemos aferrarnos a Jesús y saber que él está ahí presente y debemos de amarlo y buscar el arrepentimiento de nuestras malas acciones.

Muchas gracias.

Lito Santana
Lito Santana
Nació en Tamayo. Locutor y periodista. Ha trabajado en distintos medios de comunicación. Aboga por la participación de todos los sectores en la solución de las dificultades por la que atrevieza el País.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados