jueves, abril 25, 2024

Doctor Félix Valdez Suero: “En el Cecanot, a pesar de ser un hospital del Estado, no tenemos “nada que envidiar” a ninguna clínica privada"

Por LITO SANTANA

Félix Lorenzo de Jesús Valdez Suero, director del Centro Cardio-Neuro Oftalmológico y Trasplante (CECANOT), pondera ese hospital como la mayor oportunidad que tiene la población dominicana para resolver sus problemas de salud en casos mayores, que ameriten de la participación de excelentes especialistas, al más bajo costo.

Sus criterios fueron externados durante una entrevista concedida a pronosticamedia.com, en la que confía en los esfuerzos que realiza el Gobierno central, para elevar los estándares de calidad del lugar y en la confianza que depositan los pacientes en resolver sus problemas de salud, al recurrir a los servicios que allí se ofrecen.

Graduado como doctor en Medicina en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y estudios especializados en Coloproctología en docencias teórica-práctica, organizadas por la sociedad Argentina de Coloproctología, el doctor Valdez Suero asegura que cada día da lo mejor de él para elevar el nivel de asistencia profesional que se brinda en el CECANOT.

A continuación, la entrevista:

Buenas tardes doctor ¿cómo se siente?

Muy bien, trabajando cada vez más fuerte.

¿Qué tiempo tienes dirigiendo el centro?

Fui designado en el puesto el 1ero. de septiembre del 2020. Hace dos años y 7 meses que asumí este despacho.

¿Cómo se siente con el servicio que realiza? 

Muy satisfecho, porque se le está dado un servicio a la gente que más lo necesita, a la gente más deprimida del país, que es la más pobre, eso es un orgullo. 

Llegar hasta su oficina es una gran tarea. ¿Por qué hay tantas personas aquí en el hospital?

Jejeje, principalmente por la calidad de las atenciones que ofrecemos y que son servicios y especialidades de alto nivel, son únicos en el país, al precio que las ofertamos.

¿Como cuáles?

Realizamos neurocirugía de alta gama, operaciones cardíacas, hemodinamia y cirugía vascular. Súmales a estas atenciones, los casos de especialidades quirúrgicas, trasplantes renales, ortopedia, infectología, salud mental, siquiatría, electrofisiología, urología y odontología.

Tenemos el privilegio de contar con el doctor Rafael Darío Pion Bengoa, que es un profesional muy exitoso. Y ni hablar de nuestras atenciones en oftalmología, que tú sabes que es el fuerte de nosotros. 

Vi eso allá abajo lleno de personas ¿siempre es así?

Diariamente aquí vienen entre 900 y 1,000 personas. Cuando calculamos la cantidad de pacientes por semanas o por meses, las cifras son muy altas.

¿Cuáles son los servicios más requeridos? 

Oftalmología en primer lugar, porque CECANOT se conoce más por su fortaleza en esa especialidad. La oftalmología es la vanguardia. Incluso, desde los mismos centros médicos privados nos refieren pacientes. Eso se acrecienta cuando son casos de emergencias y más durante las noches, pues los especialistas aquí siempre están disponibles. Además, contamos con una escuela de formación de recursos humanos, como es una residencia de oftalmología. Este es el primer hospital que ofrece esta capacitación. 

¿Cuál es la diferencia a favor de la gente en los costos por sus atenciones, con relación al sector privado?

Aquí el costo es prácticamente ínfimo, aparte de que en esta gestión se ha comprado una serie de equipos que no estaban anteriormente. Cuando llegué aquí lo que encontré eran unos aparatos obsoletos, con una generación prácticamente caducada. Fue necesario hacer una inversión muy alta en equipos de oftalmología. Ahora, en este hospital, aunque es del Estado, no tenemos “nada que envidiar” a ninguna clínica privada.

Cuando subíamos nos encontramos con una señora que vino hacerse una resonancia. Nos dijo que ese es un estudio bastante costoso en el sector privado. Vi su preocupación por el tiempo de espera. ¿Qué pasa en esos casos? 

Generalmente yo me encargo de esos pacientes. Les digo al personal que les asiste que me lo suban a mi oficina. Yo le agilizo la cita, ya sea para consulta, como para estudio. El equipo de resonancia lo estamos habilitando, que es un equipo moderno, de última generación y lo estamos habilitando. Pero les busco soluciones. Ahora también contamos con equipos de tomografía y de rayos X.

¿Qué va a significar eso en términos de atención para la gente?

Es una cartera más de servicios que se le va a abrir.

Es como el servicio de odontología, que nunca se había puesto en marcha, nunca había existido, estaba en carpeta. Y tú te preguntarás, ¿qué busca un odontólogo en un hospital de esta especialidad? Bueno, que la odontología sirve para evaluar aquellos pacientes que van a ser sometidos a cirugías cardíacas y a neurocirugía de alta complejidad, para evitar las infecciones. Porque a veces muchas de las infecciones que adquieren estos pacientes, el foco séptico, está en la boca.

¿Qué cantidad de personal profesional asociado a la medicina, como enfermeras, bioanalistas, cardiógrafos, está bajo su responsabilidad? 

Aquí hay alrededor de 160 profesionales de varias ramas que sirven de soportes para estudios en los diferentes turnos. La cantidad de médicos también anda por esa cifra entre los especialistas.

¿Y personal de apoyo? 

El total de empleados oscila entre 680 y 700 personas. Déjame decirte: este es uno de los hospitales que tiene la nómina más baja con relación al amplio servicio que brinda, porque hay hospitales que tienen por encima de mil servidores. Estamos hablando de la especialización que se brinda aquí, no de la cantidad, es de la calidad de ese personal. Y este es un hospital de autogestión.

¿Cómo funciona eso?

A los pacientes se les cobra un aporte pequeño dependiendo de los casos, pero jamás se puede comparar con la cantidad de dinero se requieren en el sector privado. Nosotros generamos nuestros propios fondos y garantizamos su uso de manera pulcra y transparente. El ministerio de Salud Pública, ni el Servicio Nacional de Salud, nos tienen una cuota económica, como les sucede a otros hospitales, que no son autogestionarios. Nosotros cada mes estamos produciendo alrededor de 75 a 80 millones de pesos. Cuando llegamos teníamos ingresos de apenas 13 millones de pesos, que era lo que producían. Recuerdo que en ese mes de agosto, antes de tomar las riendas del hospital ingresaba sólo esa cantidad. O por lo menos, eso se reportaba en los libros.

Doctor, vi en la entrada algunas áreas que aún su construcción no ha concluido, lo que da muy mal aspecto. ¿Qué pasa con esta parte?

Lo que ocurre es que, acuérdate, esto es la “Ciudad Sanitaria Doctor Luis Eduardo Aybar”, que va a tener cinco hospitales. Está el CECANOT, el Centro de Gastroenterología, que está al lado; está el Centro de Educación Médico de Amistad Dominico-Japonesa (CEMADOJA), el “Edificio de Consulta Externa”, el “Hospital Materno Infantil” y el Hospital General y Traumatológico”, que es ese que está a espalda de nosotros y que está en vía de pronta entrega. Son cinco hospitales que prácticamente van a funcionar aquí. Por eso se va a llamar o ya se llama “La Ciudad Sanitaria”. Algunos de esos edificios no están terminados y por eso se ven esos movimientos con personal y equipos en labores de construcción. 

Lito Santana y doctor Félix Valdez Suero

¿Cuáles áreas crees que hay que mejorar en el CECANOT?

Aquí todavía falta espacio. Tenemos pocas habitaciones para la gran demanda de pacientes, porque aquí vienen personas de todas partes, de los lugares más lejanos del territorio nacional, porque saben lo que es el CECANOT. 

¿El Gobierno central está consciente de eso?

Sí, claro que sí, incluso, este es el hospital principal de la red de servicios de salud, porque vuelvo y te repito: aquí se hacen cosas que nada más se ejecutan en este lugar, como son las cirugías neurológicas de alta complejidad, como el trasplante de órganos. Incluso, en los últimos tres meses hemos hecho tres trasplantes de riñón. Y gracias a Dios los pacientes han evolucionado perfectamente. Este es un hospital del 4to. nivel 

Explíqueme como así 

Es un hospital donde las especialidades que hay son prácticamente exclusivas, que les resuelven a los pacientes sus grandes problemas. También están los casos de tumores cerebrales que no se pueden resolver en esos hospitales del interior del país y es para acá que vienen, porque el equipo médico de aquí es premium, un equipo top.

¿El presidente de la República sabe de las limitaciones con las infraestructuras?

Está debidamente enterado, e incluso, ya ordenó que se hagan esos trabajos. De hecho, esta situación está en manos del ministerio de la Vivienda y Edificaciones, que dirige el ingeniero Carlos Bonilla. El presidente Abinader ha demostrado que le preocupan estas situaciones vinculadas con la salud del pueblo dominicano. Y él sabe el rol que desempeñamos aquí en CECANOT, que estamos haciendo una función para brindarles verdaderos servicios de calidad a esa masa pobre y deprimida, que no puede ir a una clínica privada, que no puede ir a otro lugar y viene aquí buscando la cura de sus dolencias. 

Usted luce muy satisfecho con el apoyo del presidente de la República a este centro.

Totalmente, no sólo para este hospital, sino para el país en sentido general, porque este Gobierno está trabajando para superar todas esas cosas del pasado, que le hicieron tantos daños al país, sobre todo, en materia de salud pública.

Finalmente ¿cuál sería su sueño cuando ya no esté en el CECANOT?

Dejar el centro en perfectas condiciones. Como dijo un expresidente una vez: “dejé el avión listo para despegar”.

Simplemente, dejar todo corregido, eliminar las distorsiones que heredamos de gobiernos anteriores y cada día ofrecerle el mejor servicio a mayor cantidad de pacientes. Eso es.

Muchas gracias.

Lito Santana
Lito Santana
Nació en Tamayo. Locutor y periodista. Ha trabajado en distintos medios de comunicación. Aboga por la participación de todos los sectores en la solución de las dificultades por la que atrevieza el País.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados