sábado, marzo 2, 2024

¡Devuelvan esos plátanos!

POR SANTO SALVADOR CUEVAS

Otra vez se repite la misma historia del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (CESFRONT), en perjuicio de humildes padres de familias dominicanas, en la zona fronteriza de Jimaní.

Le tocó ahora al joven Jorge Luis Santana Ramírez (Lulí), dedicado desde temprana edad a la comercialización de productos agrícolas, junto a sus padres (ya fallecidos), vendiendo en Santo Domingo, Barahona y la Zona Fronteriza.

En esta ocasión, el pasado día 4 de diciembre, el joven Lulí se ubicó próximo a una bomba gasolinera a vender el producto, 48 cargas de plátanos con una inversión de RD$137,800.

Se le fue encima un cuerpo de soldados, desautorizándolo a "vender en ese lugar", le orientaron a "irse a vender para allá arriba".

Lulí, le obedeció, pero al avanzar "hacia allá arriba" para vender sus plátanos, un guardia se montó en el camión y le ordenó dirigirse a la fortaleza.

En la fortaleza, según narra el joven comerciante, un coronel le dijo que bajara los plátanos y sacaran el camión de la fortaleza, "si no quieren que lo tranquen y le incaute el vehículo".

Desde entonces, Lulí llora en el parque de Jimaní, porque los plátanos se los fiaron los productores de Tamayo, para pagarles cuando retornara.

Lulí, le recordó al coronel que él es dominicano, está en territorio dominicano y está vendiendo ese producto de manera legal, en el mismo lugar donde lo hace, por décadas, cada semana.

Es un abuso de poder de los jefes del CESFRONT.

No solo están quitándole el único medio que tiene Lulí para mantener a su familia, sino también que está atrapado con la presión de los productores que le facilitaron los plátanos y que, a decir del mismo Lulí, le han hecho más de 50 llamadas telefónicas, reclamando su dinero.

Me pregunto ¿si esto no es un abuso de poder, para incautar lo ajeno? entonces ¿cómo se le puede llamar?

La "Gobernación Civil de Independencia" debe tomar carta en el asunto, porque el Poder Ejecutivo no se debe prestar a tolerar el robo, ni el abuso contra humildes ciudadanos de parte de sus militares.

¡Eso es penoso!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados