domingo, abril 21, 2024

Del escarabajo de Mujica, al cepillo del maestro Negrito

Por Alfonso Tejeda

El escarabajo, de origen alemán, pero que se fabrica en México, donde la Volkswagen conserva una fábrica, fue pensado como "un coche del pueblo" -el que la gente de a pie pudiera permitírselo por ser práctico y asequible- ha tenido una vida ligada en diferentes etapas a movimientos, como el de los hippies, que desafiaba el statu quo, y al que ayudó a simbolizar.

En República Dominicana ha tenido diferentes apreciaciones, que van desde el terror que viajaba en ellos con los temidos criminales del funesto Servicio de Inteligencia Militar (SIM) en la tiranía Trujillista, hasta ser "tasador" de riquezas, como aquel que siempre le recuerdan a Leonel Fernández, que al final de los 70s, recién graduado de abogado en la UASD  y comenzaba su labor de profesor, adquirió su primer vehículo, un "cepillo" azul, del que después pasó a otros más potentes: un Toyota -también de su peculio-  pero ahora monta otros de alta gama.

De ese "cepillo" de Leonel se sabe poco, y está lejos de compararlo con uno similar, que puede ser del mismo modelo, pero que funciona y que hoy se ha convertido en un referente de la humildad, la cautela y el buen cuidado de su dueño, José Mujica, también dos veces expresidente, pero de Uruguay, quien sigue montando su antiguo escarabajo, que demuestra es un portento de la ingeniería alemana, y también que es un valor de la ética y la conducta de la administración de los recursos públicos.

Recordé ambos vehículos al ver a Lula Da Silva, el presidente brasileño, montar orondo en el estrecho asiento del emblemático escarabajo de Mujica, mostrando su contento junto a este, en un paseo del que quizás Lula no sepa si esa "bola" le puede salir costosa.

El nuevo presidente del Brasil, en este su tercer mandato, concita la atención, y brega con la tensión generada por su regreso al poder, marcado por la esperanza y por la aprehensión de una realidad en la que de su cuestionado pasado resaltan carencias éticas que se potencian frente a su compañero de viaje.

Contemporáneos en la lucha política revolucionaria de América Latina, Mujica y Lula son de los líderes de esa época que por vía legal alcanzaron el poder en sus países, que aunque vecinos, la línea fronteriza los separó, como mandatarios, más allá de la división terrenal: el uruguayo es un referente de ética, de humildad, sobriedad y desprendimiento, que alentó una corriente en la izquierda superadora de aquella inmóvil y cerrada, de esa izquierda que desprecia los matices, de la que potencia la imposición.

En este mandato de Lula se espera que sea, cuando menos, reparador de los anteriores, en los que el Partido de los Trabajadores implantó, a lo interno y luego al exterior, un esquema de corrupción que dinamitó sus bases y las del Brasil, así como en otros países de la región, tarea en la que Lula fue "lobbista" principal de Odebrecht, tal como el caso dominicano, dónde él y su sucesora Dilma Rouseff, hicieron inflar en mil millones de dólares el costo de la cuestionada generadora eléctrica Punta Catalina, y lograron implantar las oficinas de la empresa brasileña desde donde salían los recursos y propuestas de sobornos a otros países y gobiernos.

Al ver esa foto de Lula y de Mujica, también recordé otro vehículo de ese modelo, el del maestro Negrito, que en Ciudad Nueva -cerca del Palacio de Justicia-, que desde hace años brega con su discreto “cepillito", el que muchas veces se niega a continuar la ruta no obstante estar lleno el "galón plástico" que funciona como depósito de gasolina.

Recordando esos tres vehículos en una tarde sin "oficio", pretendiendo "matar el tiempo" (ese que Cheo Zorrilla, en su relato "Si vas a mi pueblo, amigo", atinadamente advierte que "es el tiempo que te mata ti"), resalta una línea: el ejercicio del poder es una brega cotidiana, tal como la del maestro Negrito, que desde la persistente disposición a la humildad encuentra ecos en la figura del temple de Mujica, para enseñar cómo administrar los bienes públicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados