domingo, abril 21, 2024

¡De último minuto!

Por Nelson Marte

Más de un comunicador de pasadas vinculaciones con la articulación mediática creada por el gobierno pasado, me confía que ante la persistente alta aprobación y posicionamiento del presidente Luis Abinader, y la bancarrota de los candidatos PLD-FP, que se están canibalizando por el 28% del electorado, han decidido cambiar su manejo.

Las nuevas acciones se basan en las siguientes líneas que procuran matizar, por ejemplo, el tema de las obras públicas:

1.-Descontinuar el relato de que este gobierno sólo es pico y pala (información sobre inicio de obras) y nada de tijerazos (inauguraciones), pues esa narrativa cae en el ridículo ante la retahíla de obras que inauguran semana por semana el presidente Abinader y otros funcionarios.

2.- Al no poder negar lo que se les viene encima como la mayor cantidad de obras públicas realizadas en todo el territorio nacional, en sólo 4 años de gobierno, bajan la línea a sus voceros, a sus aliados que operan en otros partidos y a su gente con incidencia en la opinión pública para tratar de desacreditar la calidad y pulcritud de las obras realizadas en el gobierno Abinader.  

A quienes redactan o crean contenidos para la opinión pública les prohíben estrictamente citar backgrounds o antecedentes, pues conllevaría relatar, por ejemplo, que Leonel Fernández anunció el inicio de la Circunvalación de Los Alcarrizos en su primer gobierno (1996-2000, pero ni en ese ni en los de 2004 a 2008 y de 2008 a 2012 la construyó, y que será Abinader quien la termine e inaugure.

O que la Circunvalación de Azua la inició Danilo, y que, pese a gastar más del 125% de su presupuesto original la dejó en un 30%, y que antes de cumplir dos años y medio de gobierno, Luis la terminó y dejó inaugurada.

3.-Presionan a su gente en medios y redes para que mantengan y agiten la mayor cantidad de noticias negativas y catastróficas a nivel  de titular o headline (pues dicen que mucha gente sólo lee titulares) o los clickbaits o anzuelos para picar la curiosidad y atraer a los usuarios de noticias y comentarios de opinión.

4.– Presentar y reiterar malas noticias como si fueran responsabilidad del actual gobierno, cuando son deficiencias estructurales a las que el pasado no dio ni un pellizco en 20 años de gobierno, y que responsablemente está acometiendo el gobierno Abinader.

La reforma y modernización policial, el fortalecimiento del sistema judicial o el control de la inmigración ilegal haitiana, para sólo citar 3 casos, son ejemplos palpables.

El relato del pasado tiene el inconveniente de que saca a relucir su desprecio olímpico por las necesidades de la gente y su tendencia a interesarse más en cobrar los primeros adelantos de obras, y luego desentenderse del servicio que debían prestarle a los que pagan impuestos para que se les presten servicios.

Apuesto peso a cabo de túbano a que esta nueva campaña y las líneas bajadas por el pasado les creará nuevos y mayores problemas entre los verdaderos profesionales de la comunicación, más graves incluso que el daño que les hizo la cruzada para dividir y desacreditar al Ministerio Público en su heroica lucha contra la corrupción y la impunidad.

¡Quedan abiertas las apuestas! 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados