domingo, mayo 26, 2024

Dañaron el plan original

POR SANTO SALVADOR CUEVAS 

Desde que se habló por primera vez de construir circunvalaciones en Azua y Baní, hace más de 10 años, la población en el sur del país, que de manera obligada va a Santo Domingo, capital dominicana, lo vio con un buen augurio y de una proyección hacia el desarrollo y progreso de la región.

Los visionarios de ese proyecto hablaron desde el primer día de la economía de tiempo y dinero, y decían que los viajantes (chóferes y pasajeros) se economizarían más de 1 hora y 1/2 por cada viaje, lo que redundaría en gasto de menos combustibles y ahorro económico, pero ahora, al ser inaugurada la circunvalación en Azua, la realidad ha resultado distinta a como se proyectó y, en vez de alegría y aplausos, lo que va en marcha es el rechazo y cuestionamiento.

El caso es que el presente Gobierno ha desnaturalizado la intención original del plan de circunvalaciones en Azua y Baní. Es obvio que nunca antes se habló de instalar peajes para cobrar a los chóferes por el uso de la vía. 

El sur que es la región con más niveles de pobreza de todo el país, históricamente ha tenido que cargar con un peaje ubicado a la entrada de la capital.

Ahora, de repente, este Gobierno proyecta, con estas dos circunvalaciones, la existencia de 3 instancias de cobros, por el uso de la misma carretera.

Quienes viven en San Cristóbal jamás pudieron liberarse del pago del peaje,  pues por las dos entradas a la Capital les espera un grosero recaudador y, en el caso de San Cristóbal, se ha de entender, dado que esta provincia es una de la más industrializadas del país. 

Pero lo que el Gobierno está haciendo con los habitantes sureños constituye un abuso de marca mayor, pues ahí no habrá escapatoria a los 3 peajes, pues todo el que viaja desde el sur a la Capital debe pagar los peajes existentes, dos ahora y tres con el que viene en Baní. Por suerte, el abordar esta nueva avenida será opcional para los viajeros.

El otro elemento de negación al proyecto original de la circunvalación está referido al hecho de que se esperaba una vía de 4 carriles, dos para subir y dos para bajar desde la Capital, pero lo que ha hecho el Ministerio de Obras Públicas es hacer una circunvalación de apenas dos vías o carriles, 1 para ir y 1 para regresar.

Esta realidad poco pensada, provocó que en apenas una hora de ser inaugurada se originara un accidente de gran magnitud que dejó un saldo de 17 personas heridas y en un estado emocional de terror.

Las autoridades deben entender que las condiciones materiales y económicas del sur no admiten más impuestos, más peajes, equivalentes a un acto indolente y criminal.

¡Tres peajes son demasiados!

Es preferible que se pondere el caso y que se deje en función solo uno: El que ha existido a la entrada de la Capital.

Santo Salvador Cuevas
Santo Salvador Cuevas
Quien escribe es militante social de larga data, egresado con honores de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) licenciado en Filosofía y Letras, con residencia en el municipio de Tamayo, al Sur del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados