sábado, marzo 2, 2024

¿Cuánto puede lucrarse Leonel de la desgracia de Danilo?

Por Nelson Marte

En el Wall Street del mundillo de la opinología criolla se están haciendo apuestas a que el expresidente Leonel Fernández podría resultar beneficiado de la desgracia en que ha caído el también expresidente Danilo Medina.

A raíz de la división del PLD, Leonel y Danilo entraron en una competencia por la dirigencia y clientela de ese partido, en la que Leonel tiene la ventaja de que, gracias a la reforma constitucional que hizo en 2010, puede seguir siendo candidato, mientras que ya Danilo no.

Fuera Danilo Medina del poder, limitada su capacidad de oferta en el arcoiris de las expectativas políticas y de negocios, ciertamente Leonel se ha visto beneficiado en el forcejeo entre ambos por quién se queda con la mayor parte de la dirigencia del partido matriz.

Las imputaciones contra buena parte del anillo de poder de Danilo, que incluye su estructura financiera y operativa al más alto nivel, a parte de su entorno familiar, altos militares e incluso al candidato presidencial que impuso al partido, según Leonel, lógicamente asestan un golpe del que difícilmente se recupere a plenitud quien ha confesado una enfermedad que a sus años y en buena medida lo saca del febril escenario político.  

Más de un analista ha visto que Leonel y su gente, siendo corresponsables con el danilismo de los gobiernos a los que el pueblo hizo las grandes marchas verdes contra la corrupción y la impunidad y el descalabro institucional, pescan ahora en el río revuelto de la desgracia danilista.

Esa pesca puede darle beneficios a Leonel entre los antiguos herederos del boschismo, pero también le genera la animadversión entre los danilistas y otros de franja independiente de lo que llaman por debajo “la última traición” de Leonel.

Y tampoco crecerá el tres veces presidente entre los peledeístas que alegan “con Leonel sólo puede entenderse quien lo apoya incondicionalmente en su eterna aspiración presidencial, y ya estuvo bueno de él”, como reveló hace poco Fafa Taveras le confesó un grupo de dirigentes morados.  

Desde que Leonel se lanzó a la formación del nuevo partido no se observa que se le hayan agregado nuevas figuras fuera de la política tradicional, mientras que los suspicaces y bien informados nativos de la era digital lo perciben como un viejo político que pese a ser tres veces presidente de la República y posteriormente otras tantas candidato a serlo, obstaculiza la emergencia del nuevo liderazgo que en todas las áreas está asumiendo la dirección del país.    

Y dados sus feos antecedentes de su paso por el poder, que esos jóvenes manejan con frecuencia en Google, lo observan además como un demagogo al que han pillado frecuentemente mintiendo con toda sinceridad.      

Un valladar infranqueable para que Leonel reciba un apoyo de las masas que pudieran colocarlo en la ruta de una aspiración presidencial con posibilidades, es que fue el líder, guía y principal ejecutor de cinco gobiernos desacreditados por la corrupción y la impunidad.

Cinco gobiernos que secuestraron los poderes del Estado que dan vida a la institucionalidad democrática, marco indispensable del desarrollo social, que dejó unas finanzas públicas en grave estado de vulnerabilidad, pese a los aportes de una iniciativa privada preponderante para que el país mantuviera un crecimiento económico promedio por encima del 5% del Producto Interno Bruto.

Sin posibilidad de crecer más allá de la disminuida militancia peledeísta, desacreditado por sus malas andanzas a su paso por el poder y resultando un pelotero demasiado repetido para un país en el que sus jóvenes generaciones están ocupando el mando en todas las áreas, los beneficios que puede recibir Leonel de la desgracia de Danilo no lo ayudarán a tener un desempeño trascendente al aura mediática que le retribuyen sus socios o ex socios de la opinión pública.

Menos aún, de cara a certámenes electorales que se verificarán tan pronto como en los próximos 11 meses, la competencia municipal que tendrá relevante impacto en las presidenciales de 3 meses después.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados