Crisis mundial en la industria aérea

Cancelaciones, retrasos, cambios de fechas y horas, son solo parte del panorama que enfrentan quienes se disponen a abordar un vuelo, sin importar su destino.
Y es que, aunque hace más de un año se comenzó a notar deficiencias en la industria aérea, es durante las llamadas temporadas altas cuando la situación parece salirse de control.
Para sustentar esta afirmación, sólo hay que recordar el caos en los aeropuertos más importantes de los Estados Unidos, durante fechas como Thanksgiving, Navidad, spring break, fines de semana de Labor Day, President Day, Memorial Day, y recientemente con el inicio de las vacaciones de verano.

Un caos es ya previsible con la proximidad de las vacaciones para el cuatro de julio, Día de la Independencia de los Estados Unidos, pues desde ya, cientos de vacacionistas han sido informados de algún tipo de cambio en sus reservaciones.

Al principio, luego de la apertura post pandemia, se responsabilizaba a los efectos que aún afectaban a gran parte del personal que labora en las aerolíneas.

La falta de empleados, motivada principalmente por el elevado número de contagios, que obligaba a los infectados a quedarse en casa, fue uno de los primeros contratiempos, y generó la huelga de pilotos que obligó a cancelar cientos de vuelos a mediados del 2021.

La razón para esta huelga, según explicaron los convocantes, fue en rechazo a las extenuantes horas de trabajo que les eran impuestas a los pilotos, que debían cubrir los turnos de hasta dos de sus compañeros, afectados por la pandemia. El personal aéreo se quejaba de no contar con las horas de descanso reglamentarias.

Las alarmas

El día 17 del mes de marzo de 2021, un estudio realizado por la consultora Oliver Wyman, alertaba acerca de la crisis que se avecinaba.
Indicaba el estudio cuáles serían las zonas del mundo más afectadas y cuáles podrían estar más o menos a salvo, o al menos podrían mantenerse operando de manera relativamente normal.
Vaticinaba sobre la falta de pilotos, provocada por la Covid 19, sumado a las jubilaciones tempranas de una considerable parte de la fuerza laboral, los despidos y los cambios de carrera.
Este estudio prové que para el 2025 será necesario contratar 34 mil pilotos más.
Asimismo, asegura que esta crisis tendrá su mayor impacto en las regiones de América del Norte, Asia-Pacífico y Medio Oriente, mientras que Europa, África y América Latina podrán mantener el equilibrio entre oferta y demanda.
La encuesta publicada a principios de 2021, por Goose Recruitment & FlightGlobal, da cuenta de que más del 30 por ciento de pilotos perdió sus empleos a raíz de la pandemia.

plane, airport, transportation-7013022.jpg

Cancelaciones y cambios

Al acercarse las vacaciones de verano, cuando se registra uno de los picos más altos en la demanda de vuelos, el problema se recrudece.
Las aerolíneas estadounidenses están solicitando al menos 12 mil pilotos. Un número que pretenden alcanzar antes de que finalice este año.
Una de las líneas más afectadas es Southwest Airlines. Sólo esta compañía se ha visto en la obligación de recortar cerca de 20 mil vuelos, de acuerdo con una información publicada en The Dallas Morning News.

De su lado, Delta Airlines acaba de anunciar que tendrá que cancelar unos 100 vuelos por día, entre el primero de julio y el 7 de agosto. Sin ofrecer mayores detalles, se limitaron a informar que los destinos afectados serán en los Estados Unidos y América Latina.

Una afirmación preocupante

En una entrevista concedida a la cadena de noticias Telemundo, Scott Kirby, consejero delegado de United Airlines, aseguró, y citamos: "La escasez de pilotos en el sector es real, y la mayoría de las aerolíneas no van a poder llevar a cabo sus planes, porque sencillamente no hay suficientes pilotos, al menos en los próximos cinco años".

Asociación de Pilotos

Pero a los ojos del sindicato de pilotos de los Estados Unidos, no existe tal crisis. Niegan la escasez de pilotos y especulan que de lo que se trata es de toda una estrategia de las aerolíneas para aumentar los costos, ya que según explicaron, en los últimos 12 meses, más de 8 mil nuevos pilotos comerciales han recibido su certificado.

Sin embargo, según explicó Kit Darby, presidente de KitDarby.com Aviation Consulting, en una entrevista con Telemundo, el problema radica en que "la mayoría de los nuevos pilotos con licencia comercial, no están capacitados para volar en las principales compañías aéreas.
En cuanto a las pequeñas compañías, lo que ocurre es que las empresas grandes suelen llevarse a los pilotos calificados y es por ello que estas pequeñas compañías suelen verse más afectadas.

No bien han iniciado las vacaciones de verano, cuando se espera un incremento en el tráfico aéreo, y ya es alarmante la cantidad de vuelos cancelados, pospuestos y retrasados, algo que irrita a los usuarios.
Las compañías aéreas tratan de compensar ofreciendo tikets gratis para futuros vuelos, comida y estadía en hoteles para mitigar el desencanto de los frustrados viajeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.