Conozcamos La Zurza de Duvergé

Retomando aquella conversación con el amigo que no había pasado de Azua en su hacia el Sur, recuerdo que le mostré las riquezas de esta interesante región, desde el punto de vista turístico.
Recuerdo que tomamos la opción del cruce de Vicente Noble para atravesar el municipio de Tamayo, internarnos por esa zona que tiene como eje central el Lago Enriquillo. Nos detuvimos en Las María de Neiba, fuimos a Cachón Mamey en Jaragua, Las Azufradas en La Descubierta, Las Barías en el mismo municipio y el balneario de Boca de Cachón en Jimaní.
Quiero que veamos ahora el sitio conocido como La Zurza de Duvergé.

La Zurza de Duvergé.


En realidad, este es un remanso de paz, con aguas tibias y en ocasiones bien frescas y una agradable carga de azufre.
Precisamente por el azufre se dice también que estas aguas tienen poder curativo. Están ubicadas a seis kilómetros al oeste de Duvergé. Es decir, que viniendo desde Jimaní te encuentras con el lugar antes de llegar a Duvergé. Casi siempre los aventureros y turistas la incluyen en su recorrido como parte de “la vuelta al Lago Enriquillo.
Sus entornos la asemejan a una piscina natural. Ya los comerciantes de la zona han preparado locales para vender comidas con un sabor especial en honor a las mujeres de la zona, pues a Duvergé le dice “Tierra de las Damas”.
El cabildo local presenta a La Zurza como: “Un balneario de aguas azufradas y dulces. Estas aguas son consideradas como medicinales, por la gran cantidad de azufres que contienen. Este balneario dispone de servicios de cafetería y parqueos para automóviles.
La Zurza de Duvergé, bonito atractivo de este municipio, te espera en este cálido verano

Lito Santana

Lito Santana

Nació en Tamayo. Locutor y periodista. Ha trabajado en distintos medios de comunicación. Aboga por la participación de todos los sectores en la solución de las dificultades por la que atrevieza el País.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.