Carmen Rosa Marte lleva el folclor dominicano a Canadá 

MONTREAL, Canadá. –  Esta dinámica mujer nos cuenta su experiencia como folclorista en territorio canadiense, sobre todo en Montreal, ciudad en la que ha vivido sus últimos 30 años.

¿Qué tiempo tiene aquí en Canadá?

Tengo 30 años 

¿Por qué vino para acá?

Cosa de la vida, realmente no venía para acá, me iba a New York, pero el novio que tenía en ese tiempo me dijo, si te vas a New York terminamos. Entonces resulta que cogí para acá, para Canadá, sin querer, y aquí me quedé.

¿A qué se dedica aquí?

Bueno, yo me dedico a trabajar y al baile folclórico, con orgullo.

¿En qué trabajó primero?

Trabajo en una compañía, en un restaurante que se llama Cascada en la Plaza Luis Mariel, es la plaza más importante, la casa que sale en los souvenires.

¿Y cuántos años tiene ahí?

Ahí tengo trabajando 16 años 

¿Y cómo le surgió eso del baile folclórico?

Lo que pasa es que aquí se abrió la Casa de la Cultura y nosotros tratamos de buscar personas para formar el equipo. Lo primero que hice fue una obra de teatro, como una velada, con mucho público y nos cansamos de buscar un maestro folclorista y no apareció.Yo bailé en Santo Domingo cuando estaba jovencita, con Hilsa  Yapur. Tuvimos premios en el canal 11, bailamos junto a Nereida, y muchísimas folcloristas que tuvimos en competencia.

Yo no sabía qué hacer y una noche digo yo: bueno, realmente no aparece un maestro folclórico, yo lo voy a ser.

Y en esa reflexión concluyo en montar Guayacanal y al otro día recogí varios jóvenes y aquí estamos. Hace 21 años.

¿Cuál es ese Guayacanai?

“Por allá por Guayacanai tengo mi hombre…” (cantando)

Entonces le dije a la muchacha: "vámonos que ya tengo el Ballet montado", y ahí arranque. Monté un merengue, una mangulina, a compadre Pedro Juan y empecé poquito a poquito. Comencé a hacer mis trajes. Ahí empezó un gran desfile, en ese desfile pues, con orgullo, preparé todos los vestidos del grupo folclórico, toda la ropa de baton ballet, porque cuando niña yo hacía muchso concursos o reinados en República Dominicana. Entonces yo le dije a la comunidad, le enseñé fotos de lo que yo hacía cuando estaba jovencita y le encantó. 

¿Con cuántas muchachas y muchachos comenzó?

Arranqué como con 20 niñas y niños, después de eso, ya todos ellos son mujeres y hombres con hijos, policías, azafatas, pilotos y así por el estilo, y así seguí. Cada año vienen unos, vienen otros, voy cambiando los uniformes, seguí bailando, el caso es que yo no me he parado hasta ahora.

¿Cuántos muchachos tiene en el grupo folklórico?

Ahora tengo 35. Cada año el desfile internacional de la amistad se hace cada semana de agosto y yo siempre llevo 200 y pico de personas bailando, les busco camisetas y les preparo vestidos. Yo paso el año entero trabajando y de cada peso que me gane compro un pétalo o una rosa, esto, lo otro y hago todos mis trajes y todas mis cosas y a final del año sale todo bien. En el 2018 también estuvo aquí un ballet folclórico profesional de la Universidad ITC, vinieron 14 bailarinas, bailaron conmigo en la Saint Catherine, bueno, ellos quedaron encantados. Ahora no pudieron venir por la visa, que tú sabes como están. También ahorita estuve como jueza en el folclórico del 5to. aniversario que se celebra de todos los pueblos de todas las universidades y yo fui jueza en la universidad ITTC en marzo.

¿Cómo usted consigue a los muchachos, siendo esta ciudad tan grande?

Yo los llamo, yo los consigo uno a uno, y tengo el orgullo que los trajes que hago los hago con tanto amor, a pesar de que cada traje, a veces duro hasta tres meses haciéndolo, porque cada año yo desfilo y lo tengo todo en colección.

¿Qué apoyo usted recibe de la comunidad dominicana aquí? 

Bueno, el apoyo que yo recibo solamente es que me acompañan cuando van ahí, nada más. Todo el mundo sabe que yo soy Rosa y que yo soy folclorista, ese es el apoyo que recibo de toda la gente.

¿Les gusta a los dominicanos lo que usted hace?

Siií, a todos los dominicanos, aunque yo no fui a una escuela profesional para dar clases de baile, pero ellos se sienten conformes con lo que hago. Pero recuerdo que si tuve un pequeño entrenamiento, porque Sonia Silvestre, me pagó un curso de baile en Bellas Artes y yo fui y lo cogí.

Tuve mucha comunicación con los bailarines del Ministerio de Turismo y de muchísima gente allá en Santo Domingo, porque después que me dediqué a eso, lo hice en cuerpo y alma. Y me siento orgullosa de ser dominicana y de ser la única folclorista que representa a República Dominicana en Canadá.

¿Piensa alguna vez que un grupo de esos puede ir a Santo Domingo y ustedes mostrar lo que hacen?

Si puedo… Ahorita mismo si me busca en Facebook o YouTube como Ballet Folklórico Anacaona, lo tengo registrado en Canadá. Ballet Folklórico Anacaona Domínico-canadiense. En marzo fui a República Dominicana y lo registré con el mismo nombre. 

¿Qué expectativa tiene usted con esta misión?

Mire, yo sigo para adelante. Este año yo tuve pocas personas en el grupo debido a la pandemia. En la pandemia tuvimos dos desfiles. En el primero, el gobierno solamente me aceptó 15 personas, en esas 15 estaba el que llevaba la música, la bandera y el que iba levantando las manos y por todo me aceptó 15 personas. Pero lo hice, me pusieron muchas exigencias, tiene que hacer esto, hacer lo otro, no podemos darle agua, no podemos darle comida, no pueden pasar agua, pero yo acepté todas las condiciones. El segundo año volví. Otra vez dijeron solamente te aceptamos 27 personas y lo hice.

pero eso sí, cada muchacho de estos se comprometió. Yo le hice la mascarilla con el escudo, hasta los periodistas llevaban mascarilla con el escudo, porque yo las hago, 27 personas. Todo pasó bien, está bien. Pero este año teníamos un poco de miedo, no fueron muchas personas, pero acudieron como 200 personas, pero estoy muy alegre, porque me apoyaron el consulado dominicano de Montreal, el de Toronto, la embajada, todos ellos vinieron y lo preparé como iban, pero yo quedé este año encantada y si este año fueron 200, el año que viene yo quiero llevar 400 en la calle.

Muchas Gracias

Lito Santana

Lito Santana

Nació en Tamayo. Locutor y periodista. Ha trabajado en distintos medios de comunicación. Aboga por la participación de todos los sectores en la solución de las dificultades por la que atrevieza el País.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.