viernes, junio 14, 2024

Caricatura de democracia

Por Federico Pinales

Vamos a orarle a la santísima Virgen de la Altagracia

para que nos derrame su divina gracia,

y nos salve de esta corrupta partidocracia, 

que, para nuestra desgracia,

ha transformado a la democracia

en una insaciable plutocracia,

manejada y dirigida por una tecnocracia.

Si la democracia significa el poder del pueblo, y en la República Dominicana la controla una plutocracia, integrada mayormente por representantes de los poderes fácticos, entonces debemos concluir en que nosotros tenemos una caricatura de democracia, que funciona cuando lo deciden los amos y señores, de adentro y de afuera.

Esos mismos que nos ponen y nos quitan dictadores, según sus intereses particulares, aunque tengan que llevarse, sin ningún remordimiento, más de tres mil vidas, entre civiles y honorables combatientes, como ocurrió en el año 1965.

Sí, combatientes, esos que

cayeron defendiendo su patria y su democracia real, la que se inició en las primeras elecciones posteriores al ajusticiamiento del dictador Rafael Trujillo Molina.

Ese mismo que gobernó con manos de hierro durante 31 años, apoyado por la misma potencia que promovió y apoyó, no solamente la dictadura, sino todas las que encabezaron otros, de igual calaña, en toda América Latina, como la de los Anastacio Somosa, la más longeva de todas, con más de 40 años, hasta que fue derrocada por los sandinistas.

Esa es la potencia que hoy hace alarde de “condenar” las “dictaduras” y pretende darle clase de democracia al mundo. A ese mismo mundo que ella le destruye las verdaderas democracias, cuando sus dirigentes no se les arrodillan ni siguen sus órdenes al pie de la letra, aunque cuenten con más de un 70% de aprobación de sus habitantes.

Como ya el comunismo pasó de moda, ahora los argumentos son: dictadores, corruptos y violadores de los derechos humanos. 

Lo que están haciendo ahora con determinados gobernantes, a quienes han intentado crearles una caricatura de democracia y los han llevado a la Corte Penal Internacional. 

Sin embargo, fueron incapaces de hacerlo con Ucrania, por los crímenes del Dombás, antes de la invasión de Rusia, o con Israel, por lo que están haciendo con los palestinos.

Por el contrario, les están enviando cientos de miles de millones de dólares más, para que sigan matando y destruyéndose, para luego ir a hacer sus jugosos negocios, reconstruyendo lo que contribuyen a destruir.

Es un negocio triple, primero les prestan con intereses, para comprar las armas que ellos mismos les venden, para destruir lo que luego tendrán que pagarles para reconstruir.

Todo eso en nombre de una democracia hecha a la medida de la plutocracia global.

2 COMENTARIOS

  1. Me gusta leer lo q publica me hace confirmar lo q pienso q creo a veces no pensar en tantas destrucciones de seres humanos con tan poca piedad, respeto, sensibilidad al mundo, hay orar mucho porq el fin está cerca,. Gracias por enseñarnos a pensar y sacar conclusiones. Diós te bendiga

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados