Cambios en los planes de jubilación en EE.UU

Por Evelyn Irizarri Santos

NUEVA YORK, Estados Unidos. – En una de sus partes, el plan SECURE Act, 2.0, que aprobó el Congreso de los Estados Unidos para financiar el gobierno de este país, hasta el año 2023, se toca lo referente a los planes de ahorros para la jubilación. 

Es por eso, que, a partir del próximo año, serán implementados varios cambios muy significativos, que incluyen a las pequeñas empresas, los aportes directos del gobierno y la creación de un fondo para emergencias.

Los excluidos 

La razón principal para introducir el proyecto de ley con los cambios fue la cantidad de personas que no cuentan con un plan de ahorros para su retiro, un número que se eleva cada año y que para cuando se introdujo el proyecto pasaba los 57 millones de trabajadores.

El más relevante 

Entre los cambios al sistema de los planes de retiro, el más relevante y que mayor simpatía ha generado, es el de incluir a las pequeñas empresas, las que en lo adelante podrán desarrollar planes de retiro para sus empleados. Algo sumamente alentador, pues esto supone que, a la hora del retiro, las personas obtendrían un monto más alto, pues no sólo recibirían lo que les otorga el Seguro Social, si no que incluiría los intereses y capital generados por el plan de retiro desarrollado por sus empleadores.

Las excepciones 

El hecho de que las pequeñas empresas puedan participar no significa que no existan ciertas condiciones para su participación. La excepción será para aquellas empresas con menos de 10 empleados y para aquellas con menos de tres años de constituidas.

De forma automática 

A partir del año 2025, los trabajadores quedarán inscritos en el plan 401 (k), que esté en vigor en la empresa en la que trabajan. De esta manera quedará atrás la práctica actual de que los trabajadores tengan que tomar ciertas medidas y seguir una serie de pasos para quedar inscritos. Lo que deberán hacer es llenar una forma para declarar que no quieren participar en el plan.  Es decir, será lo contrario a lo que se hace en la actualidad. 

Part- times 

Otros que se verán favorecidos con estos cambios, son los trabajadores de medio tiempo o de Part-times, quienes tenían que cumplir con algunos requisitos, que en muchos casos impedían que pudieran ser incluidos en uno de estos planes.

En la actualidad, un trabajador de medio tiempo solo tenía acceso a un plan de retiro 401 (k) si había trabajado por al menos un año y en ese tiempo había reportado unas mil horas de trabajo o si había estado trabajando por tres años y en cada año había completado 500 horas de trabajo, es decir, 1,500 horas en tres años.

Ahora, el único requisito es haber trabajado dos años de manera ininterrumpida, quedando eliminado el requisito del número de horas.

Aportes del gobierno 

Una de las más celebradas partes de esta ley es la referente a los aportes que hará el gobierno a través del Saver’s Match, que reemplazará al Saver’s Credit, un crédito del Servicio de Rentas Internas de los Estados Unidos, que hasta la fecha y hasta que entre en vigencia esta ley en el 2027 no era reembolsable.

Es decir, que, a partir del 2027, el gobierno contribuirá con el 50 por ciento de los aportes de un trabajador a su plan de ahorro de retiro. Un monto que será de hasta dos mil dólares.

Por tratarse de un crédito tributario, el Saver’s Match, tiene sus límites de alcance, por lo que solo estará disponible para aquellas personas cuyos ingresos anuales no superen los 71 mil dólares. 

Elegibilidad 

De acuerdo con lo informado por American Retirement Association, serán más de 108 millones de estadounidenses quienes tendrán acceso al Saver’s Match. 

Más edad

La ley incluye también la suma de un año a la edad para poder tener acceso a los fondos de pensiones.

En la actualidad, las personas con 72 años podían comenzar a recibir el dinero de sus ahorros para jubilación. Ahora deberán esperan hasta cumplir 73 años y en 10 años, es decir en 2033, la edad para empezar a recibir el dinero depositado en los fondos de retiro será 75.

Un fondo de emergencia 

Una de las disposiciones de esta ley que más simpatías ha generado, es la creación de un fondo de emergencia.

Lo que hará el empleador es vincular a los trabajadores de bajos Ingresos en una cuenta de ahorro diferente a la de su fondo de pensión. En esa cuenta depositará el 3% por ciento del salario del trabajador, cuidando de que esta cuenta no exceda el monto de 2,500 dólares. El otro monto irá directamente a la cuenta de jubilación. 

Esto se tomó en cuenta, porque es difícil que una familia de bajos Ingresos pueda tener un ahorro de los 400 dólares que se estima debe tener una persona para hacer frente a algún imponderable.

Acceso a los fondos 

Otra disposición de esta normativa se refiere al acceso a los fondos de pensiones en caso de emergencia. Es decir, que una persona podrá retirar de su cuenta de fondo de pensiones hasta mil dólares para enfrentar alguna situación inesperada, con el compromiso de regresar el dinero a su cuenta de jubilación. De no hacerlo, no podrá volver a solicitar ese dinero por un espacio de tres años.

Este acceso a los fondos de jubilación entrará en vigor a partir del año 2024. 

Estos son sólo algunos de los cambios aprobados por el Congreso, pero se espera que sean introducidos otros en la medida en que los actuales se comiencen a implementar y se estime que algunos deben ser modificados o suspendidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *