domingo, mayo 26, 2024

Aprovechar la basura para generar electricidad

Al tiempo que se reutilizan y reciclan todos los desechos que tienen alguna potencialidad de volver a la industria, la producción de energía a partir de basura se va convirtiendo en una alternativa al grave problema de manejo de residuos sólidos que ha generado la explosión consumista en el planeta. 

La llamada "valorización energética" es una técnica que consiste en aprovechar la energía y el calor que desprenden los desperdicios como alternativa al problema de los vertederos, que en la mayoría de los países se manejan a cielo abierto.  Este concepto está implementandose en Alemania, en Suecia, en España y en otros países de Europa, bajo el aval de la legislación de la Comunidad Europea. En Amèrica Latina también algunos países están utilizando la basura para la generación de electricidad, entre los que destacan México, Guatemala, Brasil, Uruguay y Colombia

Entre los europeos, Suecia es un buen ejemplo de la efectividad de éste esquema producción de energía a partir de los residuos, es decir, a partir de la basura, siendo líder mundial en convertir la basura en riqueza. En este país nórdico, además de generar calor para producir agua caliente sanitaria, también se genera la electricidad que cubre la demanda de alrededor de 250.000 hogares.  

Con el metano producido a partir de los desechos, se crea calor y, mediante el bombeo de agua caliente a las cañerías, se calientan edificios residenciales y comerciales en las ciudades, lo que permite disfrutar de calefacción a casi un millón de hogares suecos, aproximadamente el 20% del total.

Tan exitoso ha sido este sistema que Suecia ha comenzado a importar unas 800.000 toneladas de basura al año de otros países europeos, mayormente de la vecina Noruega, que, además, paga a Suecia por llevarse sus residuos, y de Gran Bretaña. 

Estos procesos también han impactado algunas regiones autónoma de España, en las que va creciendo la instalación de plantas incineradoras para obtener y vender energía eléctrica a partir de basura y desecho, siguiendo una estrategia de no continuar “enterrando un recurso que genera electricidad y otras requezas”.

América Latina, por su parte, va recorriendo su camino de experiencias convirtiendo la basura en una fuente de riqueza. Algunos países como Uruguay y Colombia orientaron sus primeros pasos en esta industria aprovechando el gas metano originado en rellenos sanitarios para mover turbinas de generación de electricidad.

Pero Colombia ha decidido dar un paso más y está construyendo en Bogotá una planta modular para incinerar la basura, con el propósito de transformará entre 2.400 y 3.000 toneladas de residuos cada día, generando más de 128 megavatios de energía, suficientes para alimentar todo el alumbrado público de Bogotá o más de 40.000 hogares de la ciudad.

Adicionalmente, las cenizas producto de la combustión de los residuos serán comercializadas como insumos para la industria de la construcción. De esta forma se garantiza el aprovechamiento del ciento por ciento del material tratado, y la disminución de la generación de lixiviados que afectan al subsuelo y los ríos circundantes a los antiguos vertederos. 

Además, gracias al sistema de limpieza de emisiones, la Planta de Termovalorización, conjuntamente con la de  Biogás Colombia reducirán en un 66 por ciento la expulsión de gases contaminantes a la capa de ozono, en comparación a lo que se produce actualmente con el enterramiento de residuos, convirtiéndose en un referente para la región, al contribuir con el cambio del modelo actual de tratamiento de residuos y promover la economía circular.

Estas experiencias reseñadas muy puntualmente en el presente artículo, indican un nuevo camino para afrontar la problemática de la basura y contribuir a la disminución de los gases de efecto invernadero y la disminución de la contaminación del ambiente. 

La humanidad lleva décadas enterrando la basura.  Es el momento de que todas esas toneladas de residuos alimenten plantas de termovalorización para ser transformadas en energía, generando riquezas y empleos.

Fidel Santana
Fidel Santana
Fidel Santana: Sociólogo y político con maestria en Metodología de investigación. Desde el año 2007 imparte docencia en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), donde también ha ocupado en diversas funciones de dirección en áreas administrativas. Entre los años 1999 y 2007 fue uno de los principales líderes y voceros de los movimientos sociales dominicanos. Es autor de los libros “Amín Abel: un gigante dormido” y “Resistencia y Colectivismo en los Convites Campesinos de San Cristóbal”. Fue Diputado Nacional en período 2016 al 2020, en cuyo órgano legislativo presidió la Comisión de Derechos Humanos, entre 2016 y 2020.

1 COMENTARIO

  1. Excelente artículo: sí, es necesario urgentemente el reciclaje del material sólido y convertirlo en energía…Reducir los gases del efecto invernadero es fundamental para así evitar el calentamiento global.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados