lunes, mayo 27, 2024

Apoyo total a El Naranjal y Parra en San José de Ocoa

LITO SANTANA

El pasado 14 de mayo, decenas de hombres y mujeres de las comunidades El Naranjal y Parra, en San José de Ocoa, ocuparon el templo de la Iglesia Católica en el municipio cabecera. 

En principio me chocó esta información, pues para algunos sectores del país, estos métodos de lucha están desfasados. 

Esos mismos juicios fueron difundidos en el Cibao, cuando varias provincias del Nordeste del país, con San Francisco de Macorís a la cabeza, convocaron a huelga general por 24 horas.

“Las organizaciones populares deben cambiar la forma de hacer reclamos. Los llamados a paros son cosas del pasado. Tienen que agotar otros procesos que hagan menos daños a la producción, al comercio, a la educación”, decían llenos de ira, propietarios de negocios, empresarios y funcionarios del Gobierno.

Las ocupaciones de templos católicos, igual que las luchas populares en las calles, eran recursos inevitables para conseguir algunas reivindicaciones. 

En la medida que el movimiento popular comenzó a decaer, estas fueron perdiendo efectividad. 

Pero de un tiempo para acá, los reclamos a través de esos métodos de lucha, han resurgido, no sin que las comunidades agoten largos períodos de lucha, sin recibir respuestas positivas del Gobierno.

En el caso de Parra y El Naranjal, en San José de Ocoa, tienen años visitando a la gobernación provincial, a los jefes del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones y a representantes del Obispado de la Iglesia Católica.

En su peregrinar han convocado encuentros, conformado comisiones, realizaron una caravana y piquetearon a las sedes provinciales del Gobierno y no han logrado nada.

Ahora que ocuparon el templo de la Iglesia Católica, recibieron la atención del Gobierno, pero en principio hubo mucha tensión.

Las jefaturas del Ejército de la República Dominicana y de la Policía Nacional, en vez de gestionar equipos pesados para la construcción, como tractores, palas mecánicas, volteos y Bulldozer, enviaron un contingente armado hasta los dientes, para aislar a los ocupantes del templo y crear un ambiente de guerra en esos dos pueblitos.

Gracias a Dios, este martes 16 de mayo se llegó a un acuerdo con las autoridades y los representantes del Comité de Lucha de Parra y El Naranjal entregaron el templo a las autoridades de la iglesia.

El ministro de Obras Públicas, ingeniero Deligne Ascensión se comprometió con los ocupantes, a iniciar los trabajos de construcción de ambas obras, a partir de este miércoles 17 de mayo.

Según los comunitarios, para esta solución de este conflicto mediaron el ex senador de la provincia de San José de Ocoa, Pedro Alegría, el ex rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) Roberto Santana, el licenciado Milcíades Mejía, ex presidente de la Academia de Ciencias de la República Dominicana y el obispo Víctor Masalles. También el actual senador José Antonio Castillo.

Este desenlace llenó de satisfacción al Comité Pro-Carreteras de Parra y el Naranjal. 

Ojalá las obras sean de verdad iniciadas y concluidas por el bien de todos.

Lito Santana
Lito Santana
Nació en Tamayo. Locutor y periodista. Ha trabajado en distintos medios de comunicación. Aboga por la participación de todos los sectores en la solución de las dificultades por la que atrevieza el País.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados