domingo, mayo 26, 2024

A la velocidad de un rayo

 

Por Federico Pinales

Yo no sé por qué rayo,

hay algunos talentos vasallos,

que repiten como papagayos,

a la velocidad de un rayo,

los estúpidos ensayos,

de algunos fabuladores, entreguistas y lacayos. 

Hay que observar y respetar con calma y paciencia,

el derecho de cada uno a luchar por la supervivencia.

Siempre y cuando, a otros no intenten manipularles sus creencias,

para que actúen contrario al mandato de sus conciencias.

Este es un firme llamado de atención

a maestros, religiosos, periodistas y medios de comunicación,

que se precian de ejercer por vocación,

para que no sigan las rutas de un montón,

que por las migajas que reciben de su patrón,

son capaces de inducir las masas al paredón,

en un proceso de elección,

para escoger a las principales autoridades de la Nación.

Es cierto que algunos se han hecho millonarios,

a la velocidad de un rayo,

haciendo el papel de comunicadores y manipuladores mercenarios,

en favor de políticos corruptos y empresarios,

sin llevar en sus pechos,

remordimientos por sus hechos.

Sin embargo, si aún de sus riquezas no están satisfechos,

hagan una pausa en este trecho,

para que al final no terminen maltrechos,

postrados en un indeseable lecho,

purgando todo lo malo que han hecho,

mientras han estado encumbrados en el techo, 

apoyando, encubriendo y promocionando lo mal hecho,

de parte de inhumanos sin pechos,

que siempre de las cosas del Estado han vivido al acecho,

y a fuerza de muelas,

han superado a las sanguijuelas.

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados