viernes, febrero 23, 2024

2024 trae mal presagio global 

POR SANTO SALVADOR CUEVAS

El 2024 que debió encontrar el liderazgo mundial apostando a la paz, la producción intensa y creando canales de tolerancia y solidaridad entre las naciones, irrumpe con presagios muy negativos y tristes.

La misma naturaleza, el 1 de enero golpeó de manera inmisericorde y frontal al territorio de Japón, allá en el continente asiático.

En cadena, un terrible terremoto de magnitud 7.5, sucedido al instante por la furia de un sunami que arrasó con todo a su paso. La erupción en pleno escenario de un volcán que llenó de terror y muerte a los nipones, y, como si fuera poco, aviones ardiendo que impactaron el mundo; todo esto dejando como resultado un saldo fatal en vidas de más de 50 personas.

La guerra recrudeció en oriente con más exterminios de Israel en Palestina, más el ataques con misiles desde El Líbano a territorio israelí.

Asimismo, Israel se aventuró a atacar con fuego aéreo a la infraestructura de Siria. Irán interviene en el conflicto tomando parte a favor de los palestinos.

Fuerzas militantes desde Iraq prometen atacar objetivos de Estados Unidos si no retira su apoyo a los sionistas israelíes.

China y Rusia anuncian apoyo mutuo y una alianza en caso de agresión de Estados Unidos de América a sus intereses en la geopolítica mundial.

El ejército ruso amaneció el 1 de enero anotándose contundentes victorias en regiones estratégicas de Ucrania, lo que coloca a su favor el curso de esa guerra.

Mientras en América del Sur, específicamente en el territorio del Esequibo disputado desde hace más de 100 años entre La Guyana y Venezuela, nos trajo fuerte tensión, al visitar la zona un buque de guerra inglés, lo que provocó maniobras militares de las Fuerzas Armadas Bolivarianas, lo que deja sobre el tapete en la región de un ambiente de tensión y violencia.

Habría que agregar las manifestaciones masivas que desde ayer se libran frente al Congreso de Argentina en rechazo al gobierno de Javier Milei.

Todo este paquete junto da un mal augurio a la vida y la paz mundial.

En Santo Domingo, la población avanza en Febrero y Mayo hacia la renovación del liderazgo nacional y todos auguramos que ambos eventos se desarrollen con normalidad, en paz y respetando el derecho de la ciudadanía a escoger en libertad a sus próximas autoridades.

Con todas estas tensiones en el mundo, es inevitable pensar en malos presagios.

Santo Salvador Cuevas
Santo Salvador Cuevas
Quien escribe es militante social de larga data, egresado con honores de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) licenciado en Filosofía y Letras, con residencia en el municipio de Tamayo, al Sur del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Las más leídas

spot_img

Articulos relacionados